Seis consejos para imprimir tus fotos en alta calidad

Muchas veces nos ocurre que vemos en nuestra pantalla de la cámara digital, teléfono o computadora una foto que se ve grandiosa y nítida, pero que al imprimirla el resultado final deja mucho que desear.

Desde bordes blancos, imágenes borrosas y hasta colores distintos a los de la foto original, los errores a la hora de imprimir suelen ser varios, y causarnos un gran dolor de cabeza. Pero, ¿por qué ocurre esto?

La fotografía debe ser de buena calidad

Las condiciones en las que fueron tomadas la fotografía, así como la calidad y nitidez de la imagen original, son factores primordiales a la hora de obtener una impresión de calidad. Por ejemplo, una foto tomada de noche sin flash o sin iluminación, no va a tener una buena calidad ni al ser vista en pantalla, ni al imprimir.

El peso del archivo y la resolución son también factores. Las cámaras hoy en día tienen más de 10 megapixeles, así que muchas veces no es este el tema. El problema radica, por ejemplo, cuando utilizamos programas para la edición de fotografías que si bien logran que en la pantalla de tu teléfono o computadora se vea bonita la foto, sacrifican resolución y lo vemos en la impresión final.

Esto mismo ocurre cuando deseas imprimir una foto descargada de una red social, o enviada a través de servicios de mensajería como Whatsapp. Estas aplicaciones comprimen la imagen original para hacerla más liviana, y de esta forma no consumir tanta data en el envío.

Usa aplicaciones de edición de imagen

Si necesitas realizar un retoque a tu fotografía, más allá de la compra de un programa especializado, las impresoras y cámaras Canon vienen con programas gratuitos para la edición, entre ellos:

  • My Image Garden: Es un software que te permite organizar e imprimir tus fotos rápidamente, crear tarjetas personalizadas, e incluso portadas de discos compactos. Si tienes configurado el reconocimiento facial, My Image Garden buscará automáticamente todas las fotos de tu PC y las organizará según las personas que aparezcan en las fotografías.
  • ImageBrowser EX:Te permite organizar tus fotografías, descargarlas a tu computador y hacer retoques con muchas de las funciones que se encuentran en Adobe Photoshop. Puedes recortar las imágenes, convertir en JPEG y RAW, ajustar contraste y saturación, entre otras opciones. Si tu cámara tiene GPS, puedes acceder a la opción Map Utility, con la cual podrás etiquetar la ubicación donde la imagen fue captada.
  • Digital Photo Professional: Es un software de alto rendimiento para las cámaras digitales EOS y los modelos PowerShot con capacidad para visualizar y editar imágenes en RAW. Es compatible con sRGB, Adobe RGB, Wide Gamut RGB y los sistemas de gestión del color (CMS) mediante el perfil International Colour Consortium (ICC).

El tamaño sí importa

Cada foto, según su resolución, tiene unas dimensiones máximas en las que podrá ser impresa.

Si la necesitas para un 4”x6”, con una imagen 3 o 5 megapíxeles son suficientes. Pero a medida que vas agrandando el tamaño de la impresión necesitas que la misma fotografía tenga más resolución. Si quieres una impresión tamaño carta o 8” x 10” necesitas unos 8 o 10 megapixeles para obtener una foto en alta calidad de impresión.

Otra cosa muy importante que debes tomar en cuenta son los dpi. Esta es una unidad de medida de resolución que mide el número de puntos individuales de tinta o tóner que se puede producir en un espacio lineal de una pulgada. Para que una fotografía salga bien tienes que trabajar en 250 dpi.

En Canon tenemos un cálculo sencillo para que sepas cuáles son las pulgadas máximas en que puedes imprimir tus fotos usando los píxeles de la fotografía y los dpi recomendados:

La calidad de la impresora

En el mercado, el estándar de las impresoras utilizan cuatro colores (cian, magenta, amarillo y negro), estando el negro orientado solamente a texto. Al momento de imprimir una fotografía, las sombras y tonalidades oscuras se logran combinando el cian, magenta y amarillo.

En Canon tenemos equipos que manejan cinco tintas (cian, magenta, amarillo, negro y negro fotográfico). Un negro va orientado a texto, y el otro a fotografía e imágenes. Esto hace que los colores se realcen más, al tener cuatro tintas que van directamente relacionadas a la impresión de fotografías se aumenta la calidad de colores.

Hay otros equipos Canon que manejan seis tintas, incluyendo el gris, que es ideal para la fotografía en blanco y negro. Los equipos profesionales de fotografía tienen 8, 10 y 12 tintas.

Usa papel para fotografías

Bien sea que estés creando impresiones de estudio de calidad profesional, o para tus proyectos creativos, en Canon encontrarás el papel adecuado para tus necesidades. Tenemos el satinado para uso diario, semi satinado, mate, y alta resolución. Dependiendo del modelo de papel que requieras, el tamaño de la hoja va desde 4" x 6 " hasta 13" x 19".

‘Tips’ útiles:

  • La mejor forma de garantizar la durabilidad de tu impresión es utilizando papel fotográfico y tintas genuinas de acuerdo a la marca de tu impresora.
  • Recuerda que cuando vayas a utilizar papel fotográfico debes indicar en la configuración de tu impresora el tipo de hoja que utilizarás. No todos los papeles absorben la tinta de la misma forma, por ello al decirle a la impresora los distintos papeles, ella aplicará un tipo de impresión distinto.

Pasa la fotografía de RGB a CMYK

El RGB y CMYK son dos esquemas de colores distintos. Mientras que el RGB (de las siglas Red, Green and Blue) es usado para pantallas digitales y combina el rojo, verde y azul en la creación de los distintos colores; el CMYK (cian, magenta, yellow y key) es usado para impresiones y trabaja mezclando el amarillo, negro, cian y magenta en distintos porcentajes para conseguir cualquier tono.

Las cámaras toman las fotografías en formato RGB (red, green and blue), sin embargo, cuando vas a imprimir la fotografía, el equipo se mide en el formato CMYK.

Si bien cuando imprimimos una foto el equipo suele hacer esta transición de formatos de forma automática, a nivel profesional es importante que sea el propio editor quien lo haga.

Eso se hace para que tu producto final (impreso) sea lo más cercano a lo que estás viendo en la pantalla.

¿Dudas sobre cómo hacer para que tus fotos se impriman en alta calidad? Escríbenos usando la sección comentarios.

Si Mi gato usó EOS Utility... ¿Porqué tú no?
 
3 trucos para lograr una iluminación profesional a tus fotos